martes, 26 de julio de 2011

Benefits Supervisor Sleeping - Lucian Freud


El pasado 21 de julio moría en Londres a los ochenta y ocho años de edad el pintor alemán Lucian Freud.

Nieto de Sigmund Freud, era el pintor vivo más cotizado del planeta siendo gracias a su actividad pictórica, solo interrumpida por la muerte, un pintor multimillonario cuya herencia se disputarán sus numerosos hijos reconocidos y seguramente los no reconocidos, los cuales se estima que superan a los primeros.

Considerado el mejor pintor realista de la segunda mitad del siglo XX, es famoso por sus desnudos en los que, al igual que en los de su amigo Francis Bacon, la carne desborda el lienzo y parece ofertarse como género de carnicería con la diferencia de que, el carnicero Bacon nos ofrece una carne púrpura, sangrante y como diseccionada tras una autopsia y Lucian Freud nos la muestra cicatrizada, casi en proceso de regeneración o de crecimiento en placas.

Hombre apasionado, entregado a su arte y a lo que la vida le ofreciese, participó de esta con su tremenda vitalidad, la misma que se refleja en sus cuadros. La bebida, el juego, las mujeres y la pintura fueron sus grandes pasiones a lo largo de su vida siendo la pintura la que realmente mantendría con la misma intensidad hasta el final.

"Benefits Supervisor Sleeping" fue pintado en 1995 y es tal vez su obra más famosa debido a que en una subasta de Christie’s celebrada en el 2008 en Nueva York esta obra alcanzó la cifra de 33,6 millones de dólares, cifra récord para una obra de un artista vivo.

En este cuadro se ve a una gruesa mujer llamada Sue Tilley que dormita acostada sobre un destartalado sofá de flores que parece contener a duras penas la carne desbordante que mana de su vientre y de sus pechos. Su brazo izquierdo aferrado al respaldo del sofá acrecienta esa sensación de inestabilidad produciendo una especie de intranquilidad en el espectador que presagia la inminente caída de la durmiente. 

Sue Tilley era, cuando Lucian Freud la pintó, una joven trabajadora empleada en el Departamento de Trabajo y Pensiones inglés en el West End de Londres que alternaba sus jornadas de trabajo con la diversión y la música que le ofrecían las noches de "Taboo" la famosa discoteca de Leicester Square. Allí había conocido en la década de los ochenta a Leigh Bowery un artista australiano y personaje destacado como cantante, modelo, diseñador excentrico, animador y relaciones públicas del club e individuo que se codeaba con personajes del mundo de la moda y el arte de la talla de John Galiano, Alexander Mc Quenn, Boy George y el propio Lucian Freud el cual le retrataría en una serie de desnudos entre los años 80 y 90.

Fue el propio Leigh Bowery, conocedor de los gustos de Lucian Freud por las formas rotundas, el que le presentó a Sue Tilley proponiéndole el pintor que posase para él. Sue Tilley fue modelo de Freud durante más de cuatro años en la década de los noventa quedando inmortalizada en varios retratos. En el que hoy vemos, la propia Sue cuenta que posó durante nueve meses en agotadoras sesiones diarias, varias veces a la semana. Como toda la obra de Freud la gestación fue lenta, rascando lo pintado y volviendo a repintar, añadiendo carne a la carne en una especie de proceso progresivo de trasplantes realizados a base de golpe de espátula.

Cuando en el 2008 el cuadro fué adquirido en la subasta de Christie’s por el magnate ruso Roman Abramovic, Sue comentó en una entrevista de la BBC que: "Yo nunca imaginé que un día uno de mis cuadros sería el más caro del mundo pero se ha convertido en una especie de imagen icónica. Es muy emocionante y como yo no tengo hijos es maravilloso pensar que un poco de mí va a durar para siempre".

Con motivo de la muerte de Freud, Sue decía hace unos días en otra entrevista de la BBC que "Aunque no éramos grandes amigos y no nos habíamos visto desde hace mucho tiempo, me siento como si una parte de mi vida se haya ido con él."

Sue, sigue trabajando en Londres como directora del Departamento de Trabajo y Pensiones y hace unos meses publicó una biografía de su amigo Leigh Bowery titulada "Leigh Bovery: la vida y obra de un icono".

Más obra de este pintor se puede ver en este video homenaje a Lucien Freud.

11 comentarios:

  1. Me resulta muy inquietante la manera de pintar la carne de Freud, y las miradas de algunos de sus retratos, en especial la de su autorretrato. Pero para inquietante Bacon. En la última exposición que vi de él me tuve que salir porque mi nerviosismo iba cada vez a más hasta que no lo pude contener.
    Precioso video.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Los personajes de Freud siempre tienen la mirada perdida, seria. Es un magnifico pintor pero, evidentemente, no se puede llamar "bonitos" a sus cuadros.

    A mí personalmente me gusta más Bacon, reconozco que me hipnotiza. Es al igual que Freud un gran pintor pero seguramente no podría tener algunos de sus cuadros en mi dormitorio.

    Gracias por tu visita y tus comentarios. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Esta descripción me pareció fabulosa, tan atrapante que me puse a buscar información de este pintor que no conocía, amé sus pinceladas carnosas, hasta me imaginé pintada por él, jaja.
    Y de la sensual Sue, ni hablar, me encantó.
    =)

    ResponderEliminar
  4. Me alegra que hayas conocido a este gran pintor a través de mi blog.

    Calculo que en tu nueva imagen pintada por Freud te habrás echado unos cuantos kilos encima a base de pinceladas carnosas. Mañana te tendrás que poner a dieta y dejar los frijolitos por una temporada.

    Gracias por tu visita. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Estupendo blog. Buscaba cuadros de Lucien Freud y apareció esta maravilla que dejo en acceso directo. Tu cuadro también me ha encantado.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Bueno El Presley, te lo curras muy bien. Se nota que esto del arte pictórico es tu pasión...
    No conocía nada de este autor y menos aún que fuese familiar directo del gran Freud. Sin duda alguna que en el recorrido genético que terminó en el pintor, quedó la firma (y apellido)de la inteligencia y el talento Freud.

    El vídeo es magnífico y bien "sincronizado" con la música de Mahler... me ha producido sensaciones "psicoanalistas" de todo cuanto aparecía en pantalla.

    Enhorabuena por tu seguimiento de los grandes pintores, pues con ello, llegamos a conocer a grandes desconocidos.
    Un cordial saludo.

    P.D. Sobre gustos, también me quedo yo con Freud en lugar de Bacon... como lo hago con Mozart, frente a Beethoven (por poner un ejemplo musical).

    ResponderEliminar
  7. Pues si Utopazzo, la verdad es que el arte ha sido mi verdadera pasión. Desgraciadamente me ha tocado vivir de otro mundo opuesto como es el de la técnica y la construcción. Pero bueno, pocos son los afortunados que viven de lo que realmente les gusta.

    Te agradezco tu visita y tus elogiosos comentarios. Espero escribir con más frecuencia cuando pasen estos meses de verano que no invitan demasiado a permanecer al calor del ordenador pero que sirven para escribir algún que otro apunte en el bloc de notas y que ya comentaremos alguna vez.

    Un saludo.

    PD: Mozart siempre. Es único.

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado tu entrada, has hecho que vea a Freud, de otra manera. A mi me pasaba lo que a Tuconmigo, me daba un poco de reparo. Gracias, tu blog es fantastico. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Gracias Lembranza por tu elogioso comentario. Perdona que no te haya respondido antes pero he estado de viaje una temporada.

    Un abrazo también para ti.

    ResponderEliminar
  10. Me llena de emoción que alguien al que no conozco me extrañe.

    Es una bella expresión.

    La verdad es que entre unos pequeños viajes que he realizado por Europa y otros avatares del verano tengo el blog totalmente abandonado pero espero volver a contaros algo dentro de unos días.

    Un beso Ros.

    ResponderEliminar