sábado, 4 de junio de 2011

The singing butler - Jack Vettriano





Este pintor autodidacta, un escocés de 59 años y que no ha conseguido ser aceptado por la crítica de su Escocia natal, es una auténtica máquina de generar dinero a través de su obra y de las reproducciones de la misma, reproducciones que se pueden encontrar en decenas de objetos, desde separadores de libros, naipes o posavasos, superando a las de Monet, Van Gogh y hasta las de la propia "Mona Lisa".

Muchos críticos han dicho de Jack Vettriano que no sabe pintar, que su obra es repetitiva, limitada y sin alma o que es una copia de escenas del cine negro pero el caso es que su obra original se la quitan de las manos y eso que esta no baja de las seis cifras.

"The singing butler" (El mayordomo cantante), es una de sus primeras obras realizada en 1992, tal vez la más conocida, un lienzo que alcanzó en una subasta celebrada en 2004 la nada desdeñable cifra de 744.000 libras y de la que se venden todos los meses cientos de reproducciones en forma de litografías.

En el cuadro, una pareja vestida elegantemente baila sobre la arena de una playa mojada por la lluvia mientras una criada y el supuesto mayordomo, que no sabemos si es el que canta para que la pareja dance, se cubren o les cubren con unos grandes paraguas negros.

El cuadro, con un aire algo surrealista, tiene un cierto poder hipnotizador y los ojos del espectador no pueden evitar recorrer la escena de un lado al otro del cuadro, escena dominada por el rojo del vestido de la mujer y la luz que se cuela entre los nubarrones iluminando la arena de la playa y dando al conjunto un colorido que nos trae a la mente el recuerdo de la pintura de Edward Hopper.

En 2005, esta obra fue objeto de polémica pues se acusó a Vettriano de haber copiado las figuras que aparecen en su cuadro de un pequeño manual de pintura denominado "The Illustrator's Figure Reference Manual". Una de las modelos que posó para el citado manual es una tal Orla Brady, una actriz de teatro inglesa que se ganaba la vida en sus comienzos posando como modelo. Ella afirmó haber posado vestida con un traje de noche y también como una sirvienta cobrando 50 libras por su trabajo. El citado manual se había realizado como ayuda para pintores que no tenían medios para costearse modelos y eso mismo es lo que argumentó Vettriano quién en ningún momento desmintió haberse basado en dicho manual. Lo que si indicó Vettriano es que él pudo tomar las distintas figuras del manual pero la composición y la escena, que en  realidad eran lo que daba valor o diferenciaba al cuadro, eran suyas.

También en 1992 pintó Vettriano una segunda versión de este cuadro denominada "Dancer in Emerald" en la que no aparece la sirvienta y la bailarina lleva un vestido verde color esmeralda, de ahí el nombre del cuadro. Este lienzo, que él había vendido por esas fechas, tuvo ocasión de recomprarlo en el 2005 pagando una abultada cantidad por él, cosa que hizo, adornando este su estudio desde entonces.

Para saber más sobre Jack Vettriano se recomienda visitar su página web. También puede ver un magnifico video sobre su obra pulsando aquí.


2 comentarios:

  1. Yo he descubierto a Vettriano en los blogs, antes nunca había oído hablar de él. Tiene cosas interesantes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que hay tanta gente buenísima en este mundo del arte que es imposible conocer ni a una mínima parte.

    Saludos.

    ResponderEliminar