miércoles, 27 de abril de 2011

Mavourneen (Portrait of Kathleen Newton) - James Jacques Tissot


James Jacques Joseph Tissot, (1836-1902), más conocido como James Tissot fue, en contra de lo que se cree, un pintor francés que por motivos políticos y a raiz de la guerra franco-prusiana emigró a Londres donde adoptaría el nombre comercial de James y donde desarrollaría su labor como grabador, caricaturista para la revista "Vanity Fair" y como pintor especializado en las costumbres y la vida de la alta sociedad victoriana en un mundo refinado y burgués y con la mujer como centro de él.

Es en Londres donde realiza sus mejores obras, todas ellas de una belleza y elegancia exquisitas que le catapultan a la fama en pocos años connvirtiéndose en un pintor aclamado por la crítica y solicitado por esa alta sociedad inglesa.

Es en los primeros años de la decada de 1870 cuando aparece en la vida de James Tissot una mujer llamada Kathleen Newton, una bellísima irlandesa veinte años más joven que él, divorciada y madre de una niña y de la que se desconoce como llega a penetrar en la vida del pintor pero que se convertirá en su amante, su musa y su modelo habitual yéndose a vivir con él en 1876 y teniendo un segundo hijo producto de su relación con el pintor.

Desde la entrada de Kathleen en su vida, la pintura de Tissot gira en torno a esta mujer y la va inmortalizando en prácticamente todos los cuadros que realiza en esa década hasta el fallecimiento de ella unos años después. Se conocen bien los cuadros en que la pinta de forma individual pero también la plasma a ella y se autorretrata él en su compañía en escenas que sugieren un viaje o formando parte integrante del lienzo. Así, aparecen en un albergue o esperando una travesía, en una estación de ferrocarril, al borde del agua o navegando por el Támesis.

En el lienzo que hoy traemos la retrata elegantemente vestida, con un abrigo negro con el cuello y los puños de piel y con un gran sombrero también negro que resalta el bello rostro de Kathleen sobre un fondo claro y difuminado. Es un cuadro en el que se nota la influencia de su gran amigo Manet y del retrato que este había realizado en 1872 a Berthe Morisot en el que ella aparece también vestida de negro con un gran sombrero del mismo color y sobre un fondo claro abstracto aunque el acabado de ambos lienzos sea muy distinto siendo más detallado en el de Tissot y más plano en el de Manet.

Kathleen Newton murió en 1882 con tan solo veintiocho años a causa de una sobredosis de láudano, un opiáceo ingerido para mitigar los padecimientos de una tuberculosis terminal y que ella arrastraba desde hacía años.

Para Tissot la muerte de Kathleen fue un auténtico mazazo después del cual abandonaría su estilo pictórico marchando a París y dedicándose posteriormente a un proyecto consistente en ilustrar la Vida de Cristo y el Antiguo Testamento a través de más de 700 acuarelas que realizaría hasta su muerte en 1902

Este cuadro pintado en 1877 pertenece a una colección privada. Se puede ver más obra de Tissot pulsando aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada