jueves, 7 de abril de 2011

Rabbi With Cat - Natalia Goncharova


Sobre Natalia Goncharova comentábamos en la última entrada que fue la compañera sentimental y profesional de Mikhail Larionov y una pintora destacada de la "avant-garde" rusa afincada en París a comienzos del siglo XX.

Ambos se influyeron artísticamente el uno al otro y fueron influídos por todas las corrientes pictóricas de ese periodo como el impresionismo, el cubismo y el fauvismo. Crearon además sus propios movimientos artísticos como los ya citados en la anterior entrada: "La Cola de Burro", "La jota de Diamantes" y el "Rayonismo". Goncharova fue miembro también desde sus comienzos en 1911 del movimiento vanguardista "Der Blaue Reiter" (El jinete azul), el movimiento fundado en Munich por Wassily Kandinsky para la defensa de la igualdad de derechos de las distintas manifestaciones artísticas.

Seguidora del flolklore, lo étnico y el primitivismo, sus viajes por Suiza, Italia y España acompañando a Diaghilev y junto a Larionov, le sirvieron para producir parte de su obra como en el caso de su estancia en España país del que se enamoraría y que le inspiró su serie de las "españolas" entre 1915 y 1916, el mismo año en el que Natalia diseñaría la escenografía y el decorado de los ballets "Triana" (pieza basada en la "Rapsodia española" de Maurice Ravel) y "España" (con música de Isaac Albéniz), obras para Sergei Diaghilev y que no llegarían a estrenarse. Su atracción por lo español sería después una constante en su obra y a lo largo de toda su vida artística.

A pesar de su estancia fuera de su país natal, Goncharova nunca olvidaría sus raices y sus vivencias, algo que también le pasó a su compañero Larionov y que quedó reflejado en muchas de las obras de ambos.

Seguramente, una de esas vivencias que a ella le afectarían siendo una niña, serían los sucesivos "pogroms" o persecuciones que los judíos sufrieron en la rusia zarista desde 1881, año en que es asesinado el zar Alejandro II atribuyéndose su muerte a los judíos, hasta 1892 en que son expulsados de Moscú recrudeciéndose posteriormente estas persecuciones durante las dos primeras décadas del siglo XX.

En este cuadro, de clara influencia fauvista, Goncharova pinta a un rabino acariciando a un gato mientras unos hombres salen con unos sacos cargados a sus espaldas. Seguramente, la escena corresponde a uno de esos "pogrom" en el que unos judíos abandonan apresuradamente sus hogares llevándose sus pertenencias mientras el rabino acaricia a su gato por última vez antes de marchar él también. La mano de Dios aparece por la esquina superior izquierda.

El cuadro pretende ser un recuerdo y un mensaje sobre el sufrimiento y la intolerancia religiosa que ella percibiría y que plasmó en 1912.

Se conserva en la Scottish National Gallery of Modern Art, Edimburgo.

Para saber más de Natalia Goncharova pulsa aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada