jueves, 5 de mayo de 2011

Il Bacio - Francesco Hayez


Francesco Hayez, (1791-1882), fue un pintor italiano considerado el máximo exponente del romanticismo y conocido por su pintura de tipo histórico, bíblico o alegórica a hechos políticos o narraciones literarias. Fue discípulo de Magiotto, Matteini y Cánova a cuyo lado estuvo trabajando en Roma hasta 1814 en que se marchó de esta ciudad a causa, según se cuenta, de una agresión motivada por un intento de relación con una mujer casada. Establecido en Nápoles realizaría gran parte de su obra en esta ciudad y posteriormente en Milán hasta su nombramiento en 1850 como director de la Academia de Brera.

Francesco Hayez ha sido recordado este año de 2011 con motivo del 150 aniversario de la unificación italiana, unificación iniciada en 1859 cuando el ejército austríaco invade el territorio piamontés, y llega cerca de Turin. En ese momento y hasta la primavera de 1861 siete diferentes regiones se agrupan y luchan con el apoyo de Francia para echar al invasor austríaco que es derrotado proclamándose, el 17 de marzo de 1861, Vittorio Emanuele II como rey de esa Italia unificada.

"Il bacio" (El beso), el cuadro que hoy traemos de Hayez, es una obra aparentemente de corte romántico o novelesco pero con una gran carga simbólica para el pueblo italiano y principalmente para el de la zona del Piamonte y la Lombardía pues, esta obra aparece en 1859 en Milán coincidiendo con la presencia unos meses antes en esta ciudad de Napoleón III y Vittorio Emanuele antes de partir hacia el combate junto con un gran número de milaneses dispuestos a echar al invasor austríaco de sus territorios. El cuadro muestra a una pareja que se besa apasionadamente, tal vez despidiéndose antes de la partida de él hacia el frente de batalla. El beso se ha querido representar como la alegoría del nuevo estado unificado que nacerá del amor de los jóvenes a su país y también como el abrazo entre los dos paises aliados contra el enemigo. Los ropajes con un cierto aspecto medieval o escénico se han querido identificar en su colorido con los colores de la bandera italiana y francesa y así, podemos observar el color blanco en el encaje en la manga de la joven, (una túnica blanca en el suelo en otra composición previa), el azul en su vestido, el verde en el forro de la capa del hombre (también en otra de las versiones) y el rojo en las calzas de este.

El cuadro encargado en su día por el conde Alfonso Maria Visconti, quien lo donó poco antes de su muerte a la Pinacoteca di Brera en Milán, donde aún se conserva, ha sido expuesto hasta hace unos días y con motivo del 150 aniversario en el Palazzo Isimbardi en Milán y dentro de una exposición titulada "Un Bacio per l'Italia. Hayez. La genesi di un capolavoro" junto con las tres acuarelas que se pueden considerar un antecedente preparatorio al cuadro, tituladas como: "L'addio" o "L'ultimo bacio di Romeo e Giulietta" (1830), "Un pensiero malinconico" (1842) e "Il Bacio" (1859).

Además de esta conocida versión de 1859 hay otras tres versiones creadas entre 1859 y 1861  pertenecientes a colecciones privadas, una de ellas a los herederos de la hermana de la modelo del cuadro, Carolina Zucchi,  y que también se han expuesto en este homenaje. En la versión que el regaló a Carolina ZuchiHayet sustituye el blanco encaje de la manga de la mujer por una túnica o velo blanco tirada a los pies de ambos y en la última versión, pintada en 1961 la mujer ya no lleva un traje azul sino blanco como dando a entender que la Italia unificada ya no necesitaba a Francia para continuar su andadura.



Un homenaje en este "150 Aniversario" al pintor que junto con Giuseppe Verdi y Alessandro Manzoni representa un mito dentro del Resurgimiento italiano.

Más sobre la obra de Francesco Hayez pulsando aquí.

3 comentarios:

  1. Cuadro cariño, cuadro

    ResponderEliminar
  2. Sabe dónde puedo comprar una lámina de Il Bacio de Hayez?

    ResponderEliminar