domingo, 21 de noviembre de 2010

Looking at horizon - Abdias Baghi


La vida ya hacía tiempo que era una prisión para ella. Un día de este otoño, miró el decorado que solía cambiar cada mañana y una seca hoja y la dureza de la roca le indicaron que había llegado el momento de partir.

Ahora, ya no hay rejas, ni otoños, ni hojas secas o rocas en el alma. Solamente hay una inmensa tranquilidad y el recuerdo de los que aguardan.

(Dedicado a Yolanda que se marchó este otoño)



2 comentarios:

  1. Cuanto se puede decir, en pocas palabras, cuando uno sabe como expresarlo.

    ResponderEliminar