domingo, 14 de noviembre de 2010

Los hermanos Quintero - Daniel Quintero


Cualquiera que acudiese a ellos podía estar seguro de que su dinero iba a estar seguro. Ellos no habían caído en la trampa de los activos tóxicos. Todos sus activos eran sanos. Su banco era un banco de fiar. No como otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada