lunes, 15 de noviembre de 2010

En el metro - Cristián Avilés


A esas horas de la mañana nadie nos miramos en el vagón del metro. Todos disimulamos. Hacemos que leemos o que dormitamos  o que repasamos la agenda del móvil, pero, en verdad, lo que hacemos es observarnos. Nos observamos pero no nos miramos. Pasar esos minutos encerrados todas las mañanas, a la misma hora, en el mismo vagón, hace que seamos unos conocidos desconocidos. Hoy la he notado cansada. Habrá pasado mala noche. ¿Se encontrará mal? ¿Estará casada?.............


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada