miércoles, 1 de diciembre de 2010

My Parents - David Hockney




Mientras Hockney pintaba a sus padres llegó a la conclusión de que cuando dos seres viven juntos durante cuarenta años o más, llega un momento en que ya no les es necesario hablar para comunicarse entre ellos. Hay una serie de gestos, movimientos y posturas que ya les son conocidas y que les indican cuál es el estado de ánimo del otro, y qué le duele y si quiere comer o dormir o pasear. Y es que, es toda una vida mirándose . ¿No?

David Hockney pintó este cuadro intimista en 1977, un año antes de la muerte de su padre. Se conserva en la Tate, Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada