jueves, 2 de diciembre de 2010

Room 2 - James McNaught


Lejos de ser un juguete efímero la muñeca hinchable había ido tomando vida en aquel extraño motel de carretera hasta convertirse en la dueña de la habitación 202. Como en la película de Berlanga, era una muñeca de “tamaño natural” pero, regulable a gusto del cliente. Una "ciber" total.

Más obra de este pintor en http://www.portal-gallery.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada