viernes, 7 de enero de 2011

Le dejeuner des canotiers - Pierre Auguste Renoir




Pierre Renoir pintó este cuadro en 1881 en el restaurante "Fournaise", un restaurante provisto de barcas de alquiler a orillas del Sena y situado cerca de una zona de baños conocida como "La Grenouillére”, un lugar muy frecuentado por la juventud parisina.

Allí se llevaría Renoir a todos sus amigos y a su novia y los colocaría en este cuadro alegre y bullicioso donde los comensales parecen haber terminado ya de comer y la escena transcurre en una sobremesa en la que todos charlan animadamente, satisfechos por la buena comida y también por la buena bebida a juzgar por las múltiples botellas que descansan sobre el mantel.

Sentados en la mesa y en un primer plano vemos a la novia y futura mujer de Renoir, la costurera Aline Charigot, tocada con un vistoso sombrero de verano jugueteando con su perrito y situado enfrente de ella a  Gustave Caillebote, un pintor y mecenas y un gran amigo de Renoir. Caillebote era también un gran aficionado al deporte del remo y construía sus propias embarcaciones. Aquí le vemos sentado a horcajadas en la silla, con el típico sombrero de los remeros, el "canotier" y junto a la actriz Ellen André, una de las modelos habituales de Renoir y que aparece en un elevado número de sus obras. A sus espaldas aparece el elegante periodista italiano, Adrien Maggiolo, que observa con gran interés a la bella Ellen. A la izquierda y apoyado en la barandilla vemos al otro remero de la escena, el fornido  Alphonse Fournaise Jr. el hijo del dueño de el "Fournaise", observando a sus clientes y amigos. Gran amigo de Renoir se cuenta que este comía muchas veces en este restaurante y en las épocas de penuria económica le pagaba a Alphonse con alguna de sus pinturas. 

También apoyada en la barandilla del restaurante podemos ver a la hermana de Alphonse, Louise-Alphonsine, charlando con un íntimo amigo de Renoir, el barón Raoul Barbier (de espaldas), un aristócrata del que se decía que solo se interesaba por los caballos, las mujeres y las barcas de remos.  Observándole, mientras  ella bebe de una copa, vemos a una mujer llamada Angéle Legault, una florista perteneciente al mundo de las prostitutas de Montmartre y que acabaría cazando a un joven de buena familia que la convertiría en una dama de buena reputación. (Recientes estudios arrojan distintas opiniones en cuanto a la identificación de esta mujer indicando que ella sería Ellen André y que la que conversa con Caillebote sería realmente Angéle Legault).  

A sus espaldas se encuentran dos hombres charlando. Uno de ellos, el del sombrero de copa era un banquero, coleccionista y crítico de arte llamado Charles Ephrussi, dueño también de una revista de arte llamada "La Gazette des Beaux-Arts". El otro interlocutor es su secretario personal, el joven poeta, Jules Laforgue.

Completan la escena el grupo formado por los tres personajes situados en el extremo superior derecho del lienzo. El hombre cubierto con un sombrero negro es un amigo de Renoir llamado Eugéne-Pierre Lestringuez, y el que está a su lado es Paul Lhote, un joven periodista. Ambos hablan con una mujer que se tapa los oídos, tal vez para no escuchar alguna galantería o algún chisme inadecuado, llamada Jeanne Samary, una actriz que en algún momento pretendió los amores de Renoir pero que sería desbancada por la bella y cariñosa Aline.

Una extraordinaria composición en la que Renoir trabajó desde abril hasta el otoño de 1880 en la terraza del "Fournaise" acabándola durante ese invierno. De esa actividad comentaría ilusionado durante el proceso de ejecución: "Hace buen tiempo y dispongo de modelos".

Los personaje son conocidos gracias a una foto en la que se identificó a los mismos por sus nombres escritos al dorso de la misma a excepción del que asoma su rostro a la altura del hombro de Adrien Maggiolo y que no se ha podido identificar. 

Este cuadro se conserva en la Phillips Collection, Washington, D.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada